top of page

Hacerte consciente de tus sesgos

Mejora la calidad de tus decisiones, y así tu vida

Michael Mauboussin autor de The Success Equation & Think Twice


Los sesgos cognitivos son tendencias a pensar o actuar de cierta manera que pueden sesgar nuestra percepción de la realidad y nuestras decisiones. Son errores sistemáticos en el procesamiento de la información que nos llevan a conclusiones incorrectas. En un mundo donde la información fluye con rapidez y las decisiones se toman a la velocidad de un clic, entender los sesgos cognitivos se ha convertido en una habilidad crucial, especialmente para los líderes.


Los sesgos cognitivos son universales y afectan a todos, independientemente de su edad, educación o nivel de inteligencia. Se producen por una serie de factores, como nuestros prejuicios, nuestras experiencias previas y la forma en que está estructurado nuestro cerebro. Michael Mauboussin, en obras como "The Success Equation" y "Think Twice: Harnessing the Power of Counterintuition", nos ofrece un mapa para navegar este complejo terreno.


Qué son los sesgos cognitivos
Los sesgos cognitivos son distorsiones en la percepción o el procesamiento de información, que desvían nuestro juicio de la realidad objetiva. Estos sesgos, a menudo subestimados, juegan un papel crítico en nuestras decisiones diarias, desde inversiones financieras hasta elecciones personales.

Los sesgos cognitivos han sido estudiados por científicos durante siglos. Algunos de los científicos más prominentes que han trabajado en este campo incluyen:


  • Daniel Kahneman, ganador del Premio Nobel de Economía en 2002, es considerado el padre de la economía conductual. Su libro "Pensar rápido, pensar despacio" (2011) es una lectura obligada para cualquiera que quiera entender cómo funcionan los sesgos cognitivos.

  • Amos Tversky, un colaborador cercano de Kahneman, también fue un pionero en el estudio de los sesgos cognitivos. Su trabajo sobre el sesgo de disponibilidad y el sesgo de anclaje es fundamental para nuestra comprensión de cómo la mente toma decisiones.

  • Kathryn Schulz, escritora y periodista, es autora del libro "Being Wrong: Adventures in the Margin of Error" (2010). En este libro, Schulz explora la naturaleza de los errores y cómo pueden enseñarnos sobre la naturaleza de la verdad.


Tipos de sesgos cognitivo y su impacto

  • Sesgo de confirmación, que es la tendencia a buscar información que confirme nuestras creencias existentes, puede llevar a las personas a ignorar la evidencia que contradice sus creencias.

  • Sesgo de anclaje, que es la tendencia a confiar demasiado en la primera información que recibimos, puede llevar a las personas a tomar decisiones poco informadas.

  • Sesgo de grupo, que es la tendencia a favorecer a los miembros de nuestro propio grupo, puede llevar a la discriminación y al conflicto.


Cómo percibir tus sesgos cognitivos

Los sesgos cognitivos pueden percibirse de diferentes maneras. A veces son fáciles de detectar, pero en otras ocasiones pueden ser más sutiles.

Algunos signos de que estamos siendo afectados por un sesgo cognitivo incluyen:

  • Sentimos una fuerte reacción emocional a una situación.

  • Tenemos dificultad para ver los puntos de vista de los demás.

  • Estamos convencidos de que estamos en lo cierto, incluso cuando la evidencia sugiere lo contrario.


Efectos de los sesgos cognitivos en la vida de las personas

Los sesgos cognitivos pueden tener un impacto significativo en nuestra vida, tanto personal como profesional. Pueden llevarnos a tomar decisiones equivocadas, a perder oportunidades y a crear conflictos con los demás.


Algunos ejemplos de los efectos negativos de los sesgos cognitivos incluyen:

  • En el ámbito personal, los sesgos cognitivos pueden llevarnos a elegir a parejas o amigos que no son adecuados para nosotros, a tomar decisiones financieras equivocadas o a sabotear nuestras relaciones.

  • En el ámbito profesional, los sesgos cognitivos pueden llevarnos a cometer errores en el trabajo, a perder clientes o a sabotear nuestras carreras.


Consejos para superar los sesgos cognitivos

Hay una serie de cosas que podemos hacer para superar los sesgos cognitivos y tomar mejores decisiones. Estas incluyen:

  • Ser conscientes de nuestros sesgos. El primer paso para superar un sesgo es ser conscientes de que lo tenemos. Podemos hacerlo reflexionando sobre nuestras propias experiencias y sobre las decisiones que tomamos.

  • Considerar diferentes perspectivas. Antes de tomar una decisión, es importante considerar diferentes perspectivas. Esto nos ayudará a ver el problema desde diferentes ángulos y a identificar posibles soluciones que no hubiéramos considerado de otra manera.

  • Buscar información objetiva. Cuando tomamos una decisión, es importante basar nuestra opinión en información objetiva. Podemos hacerlo recopilando datos de una variedad de fuentes y verificando la información que encontramos.

  • Ser pacientes. No hay prisa por tomar una decisión. Tómese el tiempo para pensar en el problema y para evaluar las diferentes opciones disponibles.


Superar los sesgos cognitivos es un proceso continuo. No podemos eliminarlos por completo, pero sí podemos aprender a identificarlos y a minimizar su impacto en nuestras decisiones.

En Action Drives Traction trabajamos en hacerte más consciente de tus patrones de pensamiento para que puedas verlos, sin juicio pero con consciencia, esperando que con esa claridad puedas tomar decisiones más efectivas para lograr tus metas.


Te deseamos éxito.

Action Drives Traction


Referencias:

  1. Mauboussin, Michael J. "The Success Equation: Untangling Skill and Luck in Business, Sports, and Investing." Harvard Business Review Press, 2012.

  2. Kahneman, Daniel. "Thinking, Fast and Slow." Farrar, Straus and Giroux, 2011.

  3. Tversky, Amos y Kahneman, Daniel. "Judgment under Uncertainty: Heuristics and Biases." Science, 1974.

  4. Schulz, Kathryn. "Being Wrong: Adventures in the Margin of Error." Ecco, 2010.

10 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page